La Formalidad en el Idioma Coreano: Un Aspecto Esencial de la Cultura.

Tokebi
2 min readMay 19, 2023

El idioma coreano es conocido por su sistema único de formalidad, que desempeña un papel fundamental en la comunicación cotidiana. En Corea, la forma en que hablas y te diriges a los demás refleja tu respeto y consideración hacia ellos. Esta jerarquía lingüística refuerza los valores culturales arraigados en la sociedad coreana. Existen 7 niveles del habla coreanos, más los niveles honoríficos de los cuales hablaremos en este artículo.

El idioma coreano cuenta con diferentes niveles de formalidad que se utilizan en función de la relación entre el hablante y el receptor. La forma más formal se conoce como “chondaetmal”, y se utiliza en situaciones donde se requiere un alto nivel de respeto y cortesía, como al hablar con personas mayores, figuras de autoridad o en contextos formales como entrevistas de trabajo o reuniones importantes.

Por otro lado, la forma más informal se llama “banmal”, y se utiliza entre amigos cercanos, familiares o personas de la misma edad. El “banmal” es más relajado y refleja una mayor familiaridad y confianza en la relación. Sin embargo, es importante recordar que el “banmal” solo se utiliza en situaciones apropiadas, ya que su uso inapropiado puede considerarse irrespetuoso o descortés.

La formalidad en el idioma coreano también se refleja en el uso de sufijos honoríficos, conocidos como “yosa”. Estos sufijos se agregan a los verbos o sustantivos para mostrar respeto hacia la persona a la que se está dirigiendo. Al usar los sufijos honoríficos, se muestra una actitud de humildad y deferencia hacia los demás.

Es importante destacar que la formalidad en el idioma coreano no se limita solo a las palabras, sino también a las acciones y gestos. En la cultura coreana, se considera apropiado inclinar ligeramente la cabeza como señal de respeto al saludar o despedirse de alguien mayor o de mayor jerarquía. Además, el intercambio de tarjetas de presentación, conocidas como “meishi”, es común en situaciones formales y se considera una muestra de cortesía y profesionalismo.

En conclusión, la formalidad en el idioma coreano es un aspecto esencial de la cultura y la etiqueta coreana. Refleja la importancia que se le da al respeto y la jerarquía en las relaciones sociales. Dominar el nivel apropiado de formalidad en el idioma coreano es crucial para una comunicación efectiva y muestra una apreciación por las normas culturales de Corea.

--

--